Dr. Ernesto Andrés Delgado Cedillo

!!!Ortopedia Oncológica México!!!

Ortopedia Traumatología Ortopedia Oncológica

¿Qué es Ortopedia Oncológica México?

Es un proyecto multidimensional, sobre los tumores del sistema Músculo-Esquelético, es una propuesta para la investigación, la atención, enseñanza y difusión de este grupo heterogéneo de enfermedades en favor de mis pacientes.

Acerca de Ortopedia Oncológica México

OOM tiene el objetivo de generar conocimiento, información, análisis y difusión sobre este cruce de caminos entre la ortopedia y la oncología. OOM es un espacio para la difusión académica, ética y humanista sobre los diferentes enfoques a este grupo de enfermedades, los tumores óseos,  para pacientes, público en general, médicos, cirujanos, ortopedistas, cirujanos oncólogos y demás interesados en los tumores Músculo-Esqueléticos. OOM en una de sus divisiones ofrece servicios médico-quirúrgicos multidisciplinarios de excelencia

Centro de cirugía Ortopédica Oncológica México (COOM)

COOM es una de las partes más importantes de un macro-proyecto multidimensional, llamado Ortopedia Oncológica México (OOM).

COOM está dedicado a la atención integral (diagnóstico, tratamiento médico, quirúrgico y paliativo) de los pacientes portadores de lesiones tumorales del aparato locomotor, con especial énfasis en la Oncología músculo-Esquelética, mediante la aplicación de hallazgos científicos de vanguardia, experiencia médica y quirúrgica, con trato humano.

LOS TUMORES OSEOS ¿UN PROBLEMA DE MANEJO MÉDICO, DE SALUD PÚBLICA, DE CONOCIMIENTO O DE ORGANIZACIÓN?

Dr. Ernesto Andrés Delgado Cedillo

En la actualidad los objetivos de la medicina son tratar de sanar lo que ya existe. Prevenir lo que no  existe; pero que puede estar viniendo. Mantener  lo bueno existente y el bienestar. Tratar  de cambiar lo que sea necesario  para mantener a los individuos y a la población  en el mejor estado de salud posible, todo esto  dentro de un marco ético y legal bien establecido.

Para lograr estos objetivos el  aprendizaje de los hechos médicos  y la adquisición de pericia clínica  son insuficientes. Es necesario  además  un razonamiento adecuado que sustente   la toma de  decisiones apropiadas en la práctica clínica. En otras palabras, el  conocimiento de lo que debe hacerse ha de organizarse, basándonos en hechos, de  tal  manera   que podamos usar esta información en  forma   integral, permitiéndonos  poner  en práctica acciones   y evaluar el impacto de estas. El manejo de los tumores del sistema  musculesquelético o no es ajeno a este enfoque.

Las lesiones benignas representan la mayoría de los tumores del sistema musculoesquelético,   frecuentemente las características clínicas de estos se superponen con las de las neoplasias malignas y  otras enfermedades llamadas  simuladoras solitarias, de origen familiar o debido a enfermedades metabólicas.

Además como  consecuencia del envejecimiento de la población y el incremento de las enfermedades crónico-degenerativas  cada día aumenta el número de personas que padecen cáncer,  representando  ya la tercera causa de mortalidad  general en años recientes. Por otro lado los tumores óseos, primarios en el grupo de edad de niños y adolescentes representan el 15% de los tumores  malignos en general. Así mismo en los adultos y adultos mayores el 45% de los tumores malignos da metástasis a hueso por lo que se espera que el número de pacientes con este problema aumente en forma importante en los próximos años.

Las  estrategias y procedimientos  establecidos para la obtención del diagnóstico, tratamiento y pronóstico en este tipo de pacientes  se basan fundamentalmente  en la clasificación de W. Enneking. Los diferentes  elementos deben ser integrados bajo este esquema que a la fecha ha demostrado ser el más eficaz.

El estudio clínico  tiene tres elementos para la sospecha de lesión  tumoral musculoesquelética,  a saber fracturas en terreno previamente dañado, hallazgo radiográfico de la lesión  en placas tomadas por alguna otra causa y  dolor, aumento de volumen, limitación funcional y síndrome paraneoplásico atribuibles al desarrollo de la lesión. La  radiología, provee información general sobre el tumor, así como la región involucrada, siendo de gran utilidad para sospechar el probable diagnóstico y pronóstico de la lesión si  lo asociamos con las variables epidemiológicas, el patrón radiográfico de lesión y su localización  anatómica.

El rastreo óseo es utilizado para la detección de metástasis, extensión de la  enfermedad y agresividad.  La tomografía axial computarizada es un importante aliado en el estudio local de la lesión, sobre estructuras involucradas como hueso comprometido, límites  etc. La resonancia magnética nuclear; informa de la extensión de la enfermedad a nivel de estructuras particulares y tejidos blandos y  la relación del tumor con los tejidos  y estructuras circunvecinas.

El objetivo del proceso diagnostico es el de establecer el comportamiento biológico de la lesión y  el esclarecimiento de la estirpe  histológica de esta, no olvidando que en muchas   lesiones y estadios es necesario la realización de una biopsia para establecerlo.

El tratamiento desde nuestro punto de vista tiene un fin doble,  primero lo que hemos llamado el control oncológico de la lesión que consiste en el control  local, regional o sistémico del tumor por medio de tratamiento médico y quirúrgico. El segundo  componente   llamado  de reconstrucción que busca lograr la máxima funcionalidad posible echando mano de la ortopedia y la rehabilitación.

Estas estrategias (de diagnóstico y tratamiento) se deben adecuar y realizar en función de 2 elementos del entorno de atención.  El primero  es que el personal de salud  que atienda en primera instancia al paciente tenga la capacidad de interpretación de los estudios que se realizan y  además  contar con los recursos para la aplicación de tratamientos adecuados. En segundo lugar se debe considerar desde el principio de la atención el  diagnóstico más  probable del paciente, de tal manera que las lesiones que se sospechan  que requerirán  muchos más recursos para el diagnóstico y tratamiento que los que se cuentan en el momento de la detección  deben canalizarse a otros servicios que cuenten con estos recursos.

Por otro lado, la mayoría de los investigadores están de acuerdo en el significado pronóstico de la localización anatómica y el tamaño de la lesión, aunque   no hay evidencia concluyente en este sentido, señalan que el pronóstico es mejor en las lesiones que ocurren en localizaciones distales que las que ocurren cerca del tronco, y que a menor tamaño mayor sobrevida. En relación con las metástasis pulmonares  se ha observado que aquellos pacientes, en los cuales al  momento del diagnóstico se observa la presencia de metástasis pulmonares es muy pobre por lo que una detección temprana es fundamental para el mejoramiento del pronóstico.

El estudio actual y racional de los pacientes con  tumores del sistema musculo esquelético debe   enfocarse en el desarrollo estrategias de detección temprana y de sospecha clínica certera, pensamos que  no es un terreno exclusivo de los grandes centros de concentración, debemos de trabajar en forma complementaria. Es decir desarrollar una serie de algoritmos y métodos aplicables a los  diferentes momentos de atención por parte de los médicos generarles, otros especialistas, cirujanos ortopedistas etc. donde un servicio de alta especialización  sería el último eslabón de la cadera, manteniendo  una comunicación horizontal y directa  con los diferentes servicios médicos y de ortopedia que decidieran manejar este grupo de enfermedades, de otra manera seguiremos saturando nuestros servicios con pacientes con lesiones  diagnosticadas tardíamente o mucho peor tratas de forma inadecuada.

COOM, SU OBJETIVO

Lograr la recuperación funcional máxima posible en los pacientes portadores de lesiones tumorales primarias o metastásicas del sistema osteo-muscular, con alto sentido ético y humanista, centrando sus valores en el respeto de la vida humana, la recuperación y el mejoramiento de la calidad de vida de los pacientes.

Ofrece servicios médico-quirúrgicos por un equipo multidisciplinario de alta especialidad, que garantiza una atención de excelencia con una visión ética y humanista.

 

Tumores Óseos: Frecuencia, Prevención, Diagnóstico, Tratamiento e Impacto Económico, Calidad de Vida, Salud Mental y Rehabilitación

Tumores óseos

Los tumores óseos son crecimientos anormales de células en los huesos que pueden ser benignos o malignos. Los tumores óseos benignos no son cancerosos y no se diseminan a otras partes del cuerpo, pero pueden causar problemas si crecen demasiado o dañan el tejido óseo sano. Los tumores óseos malignos son cancerosos y pueden invadir y destruir el tejido óseo circundante o diseminarse a otros órganos. Los tumores óseos pueden ser primarios o secundarios. Los tumores óseos primarios se originan en el hueso, mientras que los tumores óseos secundarios se originan en otros lugares y se diseminan al hueso.

Los tumores óseos son raros y afectan principalmente a niños y adolescentes. Algunos factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar un tumor óseo incluyen anomalías genéticas heredadas, exposición a la radiación o una lesión ósea previa. Se desconoce la causa exacta de la mayoría de los tumores óseos.

Los síntomas de los tumores óseos dependen del tipo, la ubicación y el tamaño del tumor. El síntoma más común es el dolor de huesos que empeora con el tiempo y puede interferir con el sueño o las actividades diarias. Otros síntomas pueden incluir hinchazón, enrojecimiento o sensibilidad en el área afectada, fracturas óseas espontáneas, debilidad o entumecimiento en las extremidades, pérdida de peso o fiebre.

 

El diagnóstico de los tumores óseos se basa en la historia clínica, el examen físico y las pruebas de imagen, como radiografías, tomografías computarizadas (TC), imágenes por resonancia magnética (IRM) o gammagrafías óseas. Estas pruebas pueden mostrar la forma, el tamaño y la ubicación del tumor, así como también si se ha propagado a otros tejidos u órganos. Para confirmar el diagnóstico y determinar el tipo de tumor, generalmente se realiza una biopsia, que consiste en tomar una muestra de tejido del tumor o hueso para examinarlo al microscopio.

El tratamiento de los tumores óseos depende del tipo, el estadio y la ubicación del tumor, así como de la edad y el estado general de salud del paciente. El objetivo del tratamiento es extirpar el tumor, preservar la función ósea y evitar que el cáncer se propague o recurra. Las opciones de tratamiento pueden incluir cirugía, quimioterapia, radioterapia o una combinación de estas. La cirugía puede implicar extirpar el tumor y parte del hueso sano circundante (resección), reemplazar el hueso afectado con una prótesis o injerto (reconstrucción) o amputar la extremidad si el tumor no se puede extirpar por completo (amputación). La quimioterapia implica el uso de medicamentos que destruyen las células cancerosas o inhiben su crecimiento. La radioterapia utiliza rayos X u otras formas de radiación para destruir las células cancerosas o reducir el tamaño del tumor.

Los tumores óseos pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida, la salud mental y la rehabilitación de los pacientes. Pueden causar dolor crónico, limitaciones funcionales, deformidad física, discapacidad o pérdida de extremidades. Estas consecuencias pueden afectar la autoestima, la imagen corporal, las relaciones sociales, la educación o el empleo. Además, los pacientes pueden experimentar ansiedad, depresión, estrés postraumático o miedo a la recurrencia del cáncer. Por estas razones, es importante que los pacientes reciban apoyo psicológico, educativo y vocacional durante y después del tratamiento. La rehabilitación puede ayudar a los pacientes a recuperar la movilidad, la fuerza, la coordinación y la independencia, así como a adaptarse a prótesis o amputaciones.

Los tumores óseos también pueden tener un impacto económico en los pacientes y sus familias debido a los costos directos e indirectos del tratamiento y la atención médica. Los costos directos incluyen gastos de hospitalización, medicamentos, cirugía, prótesis, radioterapia, quimioterapia y consultas médicas. Los costos indirectos incluyen la pérdida de ingresos, la reducción de la productividad, el transporte, el alojamiento, el cuidado de los niños o el apoyo familiar. Estos costos pueden variar según el tipo, la etapa y la duración del tratamiento, así como el país y el sistema de atención médica.

Los tumores óseos son una condición grave que requiere atención médica especializada y multidisciplinaria. Los avances en el diagnóstico y tratamiento han mejorado el pronóstico y la supervivencia de muchos pacientes con tumores óseos. Sin embargo, los tumores óseos continúan siendo un desafío para la salud pública y la investigación científica debido a su baja incidencia, diversidad biológica e impacto en la calidad de vida de los pacientes.

Noticias Recientes

Sarcoma sinovial: el sarcoma mal diagnosticado

@EFORTnetsinovialesarcomas desde las perspectivas de presentación clínica y radiológica, análisis histológico/#citogenético, diagnóstico/tratamiento/pronóstico diferencial 📄 https://bit.ly/43P4grw #OpenReviews #oncología #sarcoma #misdiagnosed #tumors #mri #orthopaedics #orthopaedics Synovial sarcoma:

Leer Más >>

Osteosarcoma condroblástico

El osteosarcoma es un sarcoma intramedular productor de osteoides de alto grado. Tiene preferencia por los sitios de las placas de crecimiento más proliferativas.1 Ocurren

Leer Más >>
Le invito a consultar su problema
+52 55 5528 0881 55 5424 7200 ext. 4243 55 5424 7200 ext. 4242

Consultorio 114, Torre II, Primer Piso en Médica sur, Puente de Piedra 150, Colonia Toriello Guerra. CP 14050 CDMX, México

Ortopedia Oncológica México!!!